drchuckspeaks IT Certification IT dump Certification White Prom Dresses Short Prom Dresses enter product key windows 7 command line Abiballkleider Shop pass examfull IT
Mariona Masferrer

Mariona Masferrer

(Entrevista realizada en noviembre del 2012)

Psicóloga y escritora

Nací en el 1953 en Barcelona. Vivo en Barcelona aunque he residido 30 años en Valldoreix. Soy viuda y tengo tres hijos de 34, 32 y 25 años.

“Escribí poesía al reconocer que me gustaba”

¿Cómo empezaste a escribir?

En un momento determinado tuve que plantearme cerrar el despacho porque teóricamente me iba a cambiar de ciudad, y esto me causó mal humor durante un tiempo. Al final lo vi desde otro punto de vista y pensé que era un regalo, una oportunidad para hacer lo que quería. Y así empecé a escribir.

¿Es terapéutico escribir?

La escritura, si te gusta, puede ser terapéutica, pero no generalicemos. Cada uno tiene que hacer las cosas que le gusten. Hay gente que el deporte le resulta terapéutico. A mí me gusta escribir y para mí sí es terapéutico.

Como psicóloga has debido escuchar historias muy duras ¿Cómo lo llevabas?

Yo no lo llevaba muy mal, me gustaba mucho contribuir en la felicidad de los demás. Me preparé mucho para poner distancia entre el

Se nota en tus libros que eres psicóloga por el trato que le das a los sentimientos.

Me dicen que los personajes están muy trabajados y muy bien retratados. Me gustan las intrigas afectivas y las relaciones humanas.

¿En tus libros hay tintes de autobiografía?

No son autobiográficos, pero tampoco intento poner tanta distancia como para restar emoción al tema. No me escondo.

¿Utilizas siempre el mismo género literario?

Me dicen que mis libros son muy diferentes. Un día el editor me dijo que con el cuarto había hecho un cambio de registro.

Eres versátil.

Le costó pero al final lo vio como una cualidad.

¿En qué te inspiras?

Pienso que primero es vivir y después escribir.

Acabas de publica tu último libro.

Cartes a destemps

¿En qué te has inspirado para este último?

El único trabajo que hago ahora como psicóloga es que ejerzo en una guardería. La pediatra de la zona me propuso escribir sobre los abuelos, que tienen un papel importante hoy en día que no está valorado.

Totalmente de acuerdo.

Escribí un pequeño artículo para la revista de la guardería para reivindicar el papel de los abuelos y nació el personaje de Andreu, el protagonista.

¿Qué proyectos tienes actualmente?

Un libro que se llama Samba bu n’daw (Samba el pequeño). Un chico senegalés que un día que me pidió que escribiese su historia.

 ¡!

Me pareció tremendamente atractivo tener la oportunidad de saber cómo es un africano. Porque a las personas de mi generación, y hoy sigue pasado, no nos dijeron nada de África. Nos hablaban de un África que tenía unos países con fronteras hechas con una regla y un cartabón.

Literalmente fue así.

No nos dijeron nada de la lengua Wolof, ni de las vivencias, ni de la forma de ser…Poder conocer la vida de una persona de allá para mí tenía un gran interés.

¿Para ti que ha supuesto escribir una historia real?

Para mí ha sido una pequeña reivindicación. La chica que está haciendo el video promocional me comentó que había cambiado su actitud delante de los africanos y que ahora se los mira de otra forma.

¿Es este el objetivo del libro?

Si este libro sirviese para esto, para que las personas que lo lean puedan cambiar su punto de vista respecto a los africanos yo me sentiría tremendamente feliz.

Para escribirlo te fuiste a África.

Era absolutamente necesario. Hablar de una cosa ajena se puede hacer pero no es lo mismo que ir allá, ver cómo son los poblados, conocer a la abuela de Samba…

¿Qué tienen en común tus libros?

Ahora que tengo unos cuantos publicados veo que mis personajes siempre evolucionan, maduran, aprenden.

Todo libro tiene una moraleja.

No lo sé. Pueden tener algo para el lector, pero no para los personajes. En cambio mis personajes hacen una evolución a lo largo de su historia.

¿Eres de finales felices?

Me dicen que mis libros acaban bien, pero no tan bien. Más bien de una manera abierta. Por ejemplo en “A punt de neu” no se sabe qué pasará.

Los que te ha leído dicen que eres la “Mercè Rodoreda” del s.XXI.

Sí que me han dicho que me parezco a Mercè Rodoreda, pero no creo que esté influenciada. De hecho, la primera vez que me lo dijeron, con el primer libro “El fil d’Ariadna” corrí a comprarme “Mirall trencat” y “El carrer de les camèlies” porque, confieso, y me avergüenzo, que no había leído nada de ella. La admiro mucho, por lo tanto me  halagan que encuentren parecidos entre ella y yo, pero pienso que es debido más bien a coincidencia de origen y de sensibilidad que otra cosa.

¿Cómo te definirías como escritora?

No sé si puedo definirme a mí misma como escritora ni como nada, pero si lo tengo que hacer diría que la mi escritura tiene un lenguaje poético a nivel de calle, es decir, que es muy rico pero también cercano. Y diría que el contenido entretiene al lector a la vez que lo conmueve, o sea que la historia lo atrapa y no lo deja indiferente. També diría que los personajes son muy reales en el sentido que nos podemos identificar fácilmente. Y también me identifico cuando dicen que mi escritura tiene inteligencia ironía y ternura.

¿Alguna idea para un libro más adelante?

El próximo libro me gustaría que fuese un poemario.

Valiente.

Hace un par de años que escribo poesía.

¿Qué te animó a escribir poesía?

Reconocí que me gustaba. A veces las personas aquello que más interés tiene para nosotros y más nos apasiona es lo que más nos prohibimos a nosotros mismos.

Uno para escribir necesita su tiempo y su espacio.

Virginia Wolf decía que una mujer necesitaba un espacio propio y una cantidad de rentas anuales.

¿Crees que lo hemos conseguido?

El espacio ya lo tenemos, las rentas…Mi primera novela, gran parte la escribí cuando jugaba el Barça porque era el único rato que el ordenador estaba libre.

Otra faceta tuya es la de cantante.

Me gustaba mucho cantar, me apunté a una coral de música tradicional y me lo pasaba muy bien, pero lo tuve que dejar por circunstancias.

¿Qué pasó?

Esto es terreno personal.

Pero continuaste cantando.

Pensé ¿Ahora has de renunciar a cantar? Me presenté a otras corales y me cogieron en todas.

Y te decantaste por Gospel Viu.

Una coral de Gospel hizo un concierto para la ONG de mi hermana. Me dijeron que necesitaban personas y que estaban haciendo pruebas.

Y te cogieron.

Llamé y el director me dijo que me escucharía pero que no me cogía porque había gente esperando.

Cambió de opinión.

Fui y me dijo que tenía una afinación perfecta y que por él ya estaría dentro.

¿Te gustaría ser guionista de cine o televisión?

Sí que me gustaría. Aunque es diferente porque no hay explicaciones, el texto es todo diálogo…Me gusta escribir diálogos.

¿Lo tienes pendiente?

No lo sé, ya veremos.

¿Tu libro favorito?

Un libro que leí que cuando era joven y que me causó un gran impacto fue “Cien años de soledad”, de Gabriel García Márquez. Tenía 18 años. Lo entendí mucho, es un lenguaje muy cercano. Entendí que era una metáfora y me resultó cercana. Me parecía que hablaba el lenguaje de mi padre, un lenguaje “ampurdanés”. Habla mezclando la poesía, la fantasía, la realidad. Dice que las cosas con una contundencia y de una forma tan directa…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply