drchuckspeaks IT Certification IT dump Certification White Prom Dresses Short Prom Dresses enter product key windows 7 command line Abiballkleider Shop pass examfull IT
Dory Sontheimer

Dory Sontheimer

Nací y vivo en Barcelona. Tengo 67 años. Estoy casada y tengo tres hijos. Soy farmacéutica. Éramos una familia muy reducida, mis padres, mi hermano y yo.

“La generación que vivió la Segunda Guerra Mundial fue la generación del silencio”

El hecho de que sus padres fueran judíos (luego convertidos al catolicismo) a Dory no le influyó para nada, siguió con su vida normal y del Holocausto sabía lo mismo que cualquier ciudadano, en su casa no se hablaba de estos temas. Sus padres huyendo del antisemitismo que se respiraba en Alemania se refugiaron en Barcelona, ciudad en la que se conocieron. Fue en el 2002 cuando Dory encontró en un desván de su casa los orígenes de su familia, que bien es un claro ejemplo de lo que pasó en Europa en el s.XX. Siete cajas que reflejan una época y una situación. Cuando Dory encontró las siete cajas ya entendió muchas cosas, el comportamiento de sus padres, su miedo durante la II Guerra Mundial, la escasa familia. Entiende que sus padres le ocultaran su origen judío y piensa que hicieron bien. La razón por la que se lo ocultaron se define en una palabra, miedo. Como ella resume “Las siete cajas es las historia de una familia centroeuropea como ha habido tantas, en la que desde el año 33 fueron sufriendo la destrucción de su patrimonio, familiares…Excepto los que tuvieron la prudencia o capacidad económica de poder salir antes del 41, cuando se cerraron las fronteras”. Dory recuerda que además de los 6 millones de judíos muertos en el Holocausto, se mató a otros tres millones de personas entre gitanos, homosexuales y disminuidos.

Tus padres te bautizaron, fuiste a un colegio de monjas, hiciste la Primera Comunión, y a los 18 años ¿Qué pasa?

Mis padres me dicen que nuestra familia es de origen judío.

¿Nunca sospechaste nada?

No, lo único que sabía era que eran alemanes y que mis padres tenían contacto con algún primo en Israel. Esto es lo único que sabía de la familia. Un hermano de mi madre que vivía en Estados Unidos venía a vernos de vez en cuando.

¿Nunca preguntaste?

De pequeña preguntaba por qué éramos tan pocos.

¿Y qué te decían tus padres?

Que el resto de la familia se murió en la guerra.

Y al saber que tus padres eran judíos ¿No investigaste más?

No, no tenía tiempo porque me casé joven, con 22 años. Trabajaba en un laboratorio, luego tuve a mis hijos…

…………

Cuando mis padres me dijeron que la familia era de origen judío seguí con mi vida normal. La mitad, o más, de la población de Cataluña son de origen judío. Lo único que me dijeron mis padres es que no lo comentara con nadie. Me hubiera dolido que me hubieran dicho que eran nazis, me hubiera rebotado.

¿Cómo descubriste tu pasado, las siete cajas?

Cuando mi padre murió mi madre tuvo una recaída, que ahora entiendo porque era la única persona que le quedaba y con la que había compartido todo. A los 80 años mi madre tuvo una serie de infartos cerebrales que le dejaron en estado prácticamente de coma durante ocho años. Y cuando murió en el 2002, deshaciendo el piso descubrí las siete cajas con todo de fotos, archivos, cartas, pasaportes…

¿Y en este momento te diste cuenta de lo que supuso para ellos ser judíos?

Mi madre, estando enferma, en uno de sus momentos de deliro gritaba “¡Que vienen los de la Gestapo!”, “¡Nos van a coger!”. En este momento me di cuenta que algo había pasado y que no sabía. Entendí que ellos debieron sufrir.

¿Qué sensación tuviste al encontrar las siete cajas con todo este tipo de documentos?

Me quedé de pasta de boniato. Al principio fue un shock. Primero muy sorprendida, y me costaba encajar toda la información. Y en el 2010 empecé a profundizar un poco más y estirar más del hilo.

¿Y qué encontraste?

Mi abuela paterna era de Praga, y a raíz de una carta que encontré fui a Praga a investigar. Y de mi familia de Praga he descubierto que algunos se fueron a Canadá. También fui a Israel a visitar a familiares de mi padre. Mis abuelos maternos fueron deportados a Francia y su última carta es del 30 de agosto de 1942. En varias cartas ya comentaban que las personas que iban a Polonia desaparecían, no se volvía a saber de ellos. El hermano de mi madre pudo salir de Alemania en el año 39 a Estados Unidos, tenía 17 años. Cuando Estados Unidos entró en guerra, se hizo voluntario en el Ejército, estudiaba código morse y participó en el desembarco del Normandía el 6 de junio de 1944 con las tropas del General Patton.

……………

La hermana de mi abuelo, cuando Hitler subió al poder en el año 33, tuvo clarísimo que no se quedaba en Alemania y con sus hijos se fueron a Tel Aviv.

¿Ya intuía lo que iba a ocurrir?

En el 33 era imposible adivinar que pasara lo que pasó, pero sí había un movimiento antisemita muy fuerte en Europa, ya desde el año 28-29. En Alemania había una crisis económica muy fuerte y ya había cierto rechazo a la comunidad judía. Cuando Hitler subió al poder el antisemitismo fue creciendo y a partir de entonces fue una espiral. Ya tuvo lugar “la noche de los cristales rotos”, boicot a empresas judías y poco a poco se llevó a cabo una exclusión de la comunidad judía. En septiembre de 1934 se crea la ley de la ciudadanía del Reich, en la que los judíos ven limitados sus derechos. También se crea la ley de pureza de sangre en la que se determina a quién se considera judío y a quién no. Luego la realidad superó la ficción.

Desde luego.

Lo que ocurrió del 33 al 45 no fue de golpe, fue progresivo. Primero un boicot a empresas judías, y luego fueron sacando decretos continuamente en los que se prohibía que los judíos tuvieran máquinas de escribir, tener animales domésticos, no podían comprar a determinadas horas, no podían subir a los tranvías, los niños no podían ir a escuelas públicas, no podía haber ningún funcionario judío, los médicos no podían ejercer la medicina, los abogados no podían servir a personas que no fueran judías, etc. Luego el régimen decidió quedarse con su patrimonio, empresas, sus casas. Esta exclusión fue a más hasta su exterminio y llevándolos a la muerte.

Has hablado de deportación ¿Qué implicaba, qué significaba entonces?

El 23 de octubre de 1940 el General del Reich de La Selva Negra decidió que aquella zona tenía que ser “judenfrei” (libre de judíos). Tenían un censo completo de las 9.000 personas judías que vivían en la zona de Baden, y les daban dos horas para hacer una maleta de 50 kilos, les dejaban llevar 100 marcos, y tenían que dejar las llaves en la mesa.

¿Qué pasa en el 1942?          

En Wannsee se reúnen los 15 headhunters del Partido Nacional Socialista y determinan firmado y en secreto la solución final, de exterminar a los judíos y no judíos; también homosexuales, disminuidos psíquicos, gitanos…Y así crear la raza aria.  Con toda la infraestructura creada de trenes y campos de concentración ya se empieza a trasladar a los judíos de los campos de concentración a los campos de exterminio. A partir de este año ser deportado significaba morir.

Abiertas las sietes cajas es abrir parte de la historia ¿Qué puedes decir de la Europa del s.XX?

Sin el apoyo de Hitler y Mussolini Franco no sé si hubiera ganado la guerra. España no participó en la Segunda Guerra Mundial pero sí que Franco era un aliado de Hitler y Mussolini.

…………

La generación que vivió la Segunda Guerra Mundial, fuesen víctimas, depredadores o la sociedad civil fue la generación del silencio. Una generación que no habló.

España también fue cómplice del nazismo.

La Gestapo también operaba en Barcelona, y si te encontraban te deportaban a Alemania. El problema fue a los judíos que no dejaron entrar en España, a los que pudieron salvar y no salvaron. A los que cerraron la frontera como a mis abuelos. Mis abuelos estaban en Francia y mis padres lucharon para conseguirles el visado para entrar a España, pero el cónsul de Marsella les negó el visado. Y como el caso de mis abuelos hay muchos. En cambio hubo otros cónsules, como Romero Radigales, que contradiciendo las órdenes de Franco salvó a 600 personas. Y como él otros cónsules se jugaron la vida para salvar la vida de otros.

Leave a Reply